Hoy en nuestro blog, entre esbozos, os mostramos el diseño que realizamos para la reforma de una casa unifamiliar situada en Cerdanyola del Vallès, Barcelona. Deciros, primeramente, que el proyecto nos causó grandes ilusiones y emociones que fueron aflorando a medida que el proyecto iba avanzado y se iba cuajando el resultado que finalmente resultó.

Partía del sueño de un matrimonio con dos hijos y para el cual nos sentamos con ellos en muchas ocasiones ya que cada uno tenía unos requisitos que le gustaría introducir en el diseño y eso, toma su tiempo. Así que fuimos puliendo cada uno de los elementos a incorporar para que las cuatro partes estuvieran satisfechas y el resultado final se entendiera como un único deseo.


1. El diseño exterior

Querían un diseño moderno y contemporáneo que les alejara de su antigua vivienda construida en los años 70 (a la cual tenían mucho aprecio) pero sin que llamaran mucho la atención los materiales seleccionados, los colores y las formas. Nos decantamos por una arquitectura racional, minimalista, en donde la ortogonalidad y el blanco fueran “el motivo” y lo que más resaltara a simple vista. Para conseguirlo, empleamos hormigón para la ampliación (gracias Corbu) ya que utilizándolo matamos varios pájaros de un tiro. La casa se distribuye en planta sótano, planta baja y planta primera. La vivienda está compuesta por tres cubos que forman los cuerpos a habitar y que se acoplan el uno al otro desplazándose donde las estancias allí lo requieran. Consta de entrada principal y entrada de vehículos (teniendo esta última otro acceso peatonal). En planta inferior se encuentra el aparcamiento, habitación de servicio, sala de juegos y gimnasio.



2. Planta baja: zonas de estar

¡Nos encanta el resultado! Para el diseño de interiores, propusimos que el aspecto fuera de estilo nórdico con toques mediterráneos (ya que son grandes apasionados del mar y la costa) así que elegimos tonalidades inspiradas en madera y el azul del mar. Esta planta consta de cocina, salón-comedor, tres habitaciones, 3 baños y la terraza en la que les gustaría pasar gran parte del tiempo. El diseño sigue la línea del exterior siendo minimalista e incorporando los elementos justos para conseguir una atmósfera agradable y amable en donde poder comer, leer y descansar. Proyectamos un salón a doble altura que relacionara las dos plantas y enfatizando en la terraza para, apoyados por el gran ventanal, conseguir que el espacio se hiciera más grande si cabe. La iluminación que recibe es increíble y les agradecemos que nos dieran esa libertad a la hora de proyectar, les encantó igual o más que a nosotros.



3. Biblioteca: a culturizarse con estilo

Tanto él como ella, son grandes apasionados de la literatura, la historia, la filosofía… así que querían introducir un espacio dedicado a la lectura pero que no fuera una parte aislada de la vivienda. Pensamos entonces, que el doble espacio era el lugar ideal para situar dicha estancia desde la cual se siente el exterior gracias a los grandes ventanales y también se relaciona directamente con la planta baja a través del salón. Es un lugar que transmite paz y relajación en donde se puede leer durante horas y al que los niños dieron su visto bueno (creo que ahora tendrán un poquito más de ganas de coger algún que otro libro, jeje).



4. Zona de descanso: la suite

Siguiendo con la línea general, la habitación principal tenía que ser “especial”. Las vistas son inmejorables y dan directamente a la zona del jardín y la piscina a través de un ventanal que proporciona la libertad de dormir más cerca del exterior. Manteniendo la madera y los tonos azulados como hilo conductor del diseño interior, nos pidieron un cuadro para esta estancia que fuera acorde a la modernidad de la vivienda, así que después de buscar, indagar y bucear por museos, libros e internet, decidimos que el elegido sería Nick Gentry. De nuevo la atmósfera está formada por un conjunto de elementos sencillos y que se entrelazan de un modo sibilino para disfrutar y descansar cuando más lo necesiten.



5. La piscina como elemento chill out

Posiblemente, este sea el espacio con el que me quede. Son un matrimonio al cual les encanta organizar fiestas con sus amigos y familiares y poder disfrutar de largas charlas tras una buena sesión de barbacoa. La piscina está pensada para poder utilizarla tanto en verano como en invierno (climatizada) y apoyada por esa zona con pérgola que se distribuye entre mesa para reunirse y comer tranquilamente, y zona de sofás para relajarse después de un buen baño. De nuevo, la madera, nos traslada a emociones naturales y sigue el modus operandi del diseño general de la vivienda. Una vez finalizada (a la espera de comenzar las obras), esperamos que nos inviten a pasar un día para poder disfrutar todos juntos del nuevo diseño que les acompañará en esta nueva etapa de sus vidas.



¡Nos sentimos geniales y emocionadísimos por el resultado y por haber conocido a esta familia tan fantástica que ya forma parte del estudio! Saludos y hasta una nueva entrega de Entre esbozos.