Abrimos nuestra sección de blog con esta vivienda situada en San José, Costa Rica. ¿Habéis imaginado alguna vez vivir en un lugar completamente ajeno al nuestro? ¿Dónde os gustaría fundar vuestra nueva vivienda? Desde Studio0309 creamos ideas que se desarrollan alrededor de todo el mundo, adaptando las necesidades del cliente con sus gustos e implantando la arquitectura allí donde se vaya a vivir.



K-House surge como un sueño de una persona fantástica que tras dejar la vida familiar opta por empezar una nueva escribiendo su propio camino. Tenía claro que el día que se independizara lo quería hacer a su manera y con su estilo en su barrio natal de Belén.



Al conocerla, rápidamente nos dimos cuenta de la fuerza y la luz que transmitía y tras hablar con ella en conversaciones prolongadas bajo el sol del caribe, decidimos entre las dos partes que su casa debía reflejar su filosofía de vida. De ese modo fuimos moldeando el espacio para terminar diseñando un loft de estilo costarricense. La vivienda está dividida en dos plantas; por un lado, la planta baja consta de acceso, salón-comedor (con acceso a terraza), cocina y baño en donde la sensación de amplitud era el más importante de los requisitos. Decidimos abrir los muros de hormigón con unos grandes ventanales que harían a su vez de miradores hacía el gran parque natural que se sitúa delante de la vivienda dotando así a todo el espacio de gran claridad y luz directa la mayor parte del tiempo. Salón, comedor y cocina conviven juntos en un mismo espacio pero separados entre sí para no perder la identidad de casa en donde podemos encontrar múltiples estancias que habitar. La terraza queda a cota de la planta principal de la vivienda y le proporciona una calidad de vida inigualable al tan deseado clima tropical.



Al subir por las escaleras a la primera planta nos encontramos con una zona de lectura (es una gran apasionada) y con la habitación y el vestidor separados por mobiliario creado para el proyecto. En este caso, otro gran ventanal separa el doble espacio creado entre salón y habitación y del mismo modo que los anteriores es de estilo industrial ya que otro de los requisitos era incorporar un toque parisino (es profesora de francés y le encanta París) así que optamos por darle ese toque metálico.



En resumen, una vivienda adaptada a los gustos del cliente manteniendo las cualidades del lugar y disfrutando de las maravillosas vistas que se generan desde el interior. Todos hemos quedado muy contentos y esperamos que os guste y os animéis a empezar una nueva vida, sea donde sea, con las mismas energías que ponemos nosotros a diario.

¡Pura vida!